Infertilidad Alicante y Elche

ASISTENCIAS

Esterilidad

Aconsejamos realizar de un estudio de esterilidad tras un año de relaciones sexuales regulares sin protección.

Aproximadamente nueve de cada diez parejas en edad fértil que mantienen relaciones sexuales regulares consiguen un embarazo durante el primer año. Cuando una pareja, tras un año de relaciones sexuales sin tomar medidas de protección, no ha conseguido un embarazo, se considera que puede tener un problema de esterilidad y precisa la realización de un estudio.

Se estima que en España alrededor de un 17% de parejas sufren la imposibilidad de tener un hijo. Se calcula que 800.000 parejas son infértiles, con una incidencia de 44.000 nuevos casos por año. Y esta tendencia aumenta cada año.

Las causas de esterilidad pueden ser tanto masculinas (35%) como femeninas (35%). Las causas mixtas representan un 20%. A veces, tras el estudio de esterilidad, se observa que no hay causa aparente de infertilidad en ninguno de los cónyuges; es lo que se denomina esterilidad de origen desconocido. Su incidencia es del 10% aproximadamente.

La esterilidad y la infertilidad son dos términos que se emplean indistintamente de manera habitual, pero en el fondo son diferentes. La esterilidad es la incapacidad de conseguir una gestación, mientras que la infertilidad es la incapacidad de llevar a término una gestación. Ambas situaciones tienen solución gracias a las Técnicas de Reproducción Asistida.

La esterilidad es un problema que va en aumento. Las razones que explican este ascenso son fundamentalmente dos: El retraso de la edad en la que la mujer comienza a buscar descendencia provoca una reducción de la tasa de fecundidad. Descenso de la fertilidad masculina. En las últimas décadas se ha observado un descenso muy significativo en cuanto a la cantidad y calidad del esperma. La contaminación ambiental, la dieta, y el estilo de vida más acelerado son las causas principales de este descenso.

En EQUIPO AYUD recomendamos a todas las parejas que no consiguen un embarazo tras UN AÑO de relaciones sexuales regulares sin protección, la realización de un Estudio de Esterilidad.

Estudio tratamiento esterilidad Alicante

Estudio y Tratamiento

La primera visita en un estudio integrado de esterilidad se puede realizar en un solo día, en esta visita, además de proceder a una revisión ginecológica completa, se evaluará el caso y se decidirán las pruebas complementarias necesarias.

Los objetivos de un estudio básico de esterilidad son: realizar una anamnesis completa, determinar la existencia de ovulación, confirmar la integridad anatómica funcional uterina y tubárica y valorar el factor masculino.

En un estudio básico de esterilidad las pruebas que se suelen realizar son:

  • Análisis hormonales: la medición de algunas hormonas en sangre permite evaluar el funcionamiento ovárico y confirmar que existe ovulación. Los resultados de estas determinaciones hormonales serán de gran utilidad para establecer el tratamiento de inducción o estimulación de la ovulación más adecuado.
  • Ecografía ginecológica y de reproducción: permite valorar tanto la capacidad de funcionamiento del ovario como la respuesta de éste a un tratamiento hormonal para su estimulación.
  • Seminograma: en el estudio básico de esterilidad de una pareja se incluye siempre un análisis de semen (seminograma) para valorar el factor masculino. A través del análisis microscópico y bioquímico de la muestra de semen se consigue una valoración precisa de la cantidad, movilidad y morfología de los espermatozoides.
  • Histerosalpingografía: esta prueba valora, mediante una radiografía con contraste yodado la morfología uterina y la permeabilidad de las trompas.


En una segunda fase, puede ser necesario completar el estudio básico con otras exploraciones o pruebas complementarias.

Una vez finalizado el Estudio de Esterilidad, estaremos en condiciones de decidir cual de las diferentes Técnicas de Reproducción Asistida estará indicada en su caso.

Inseminación artificial Alicante

Inseminación Artificial

La Inseminación artificial conyugal o IAC consiste en el depósito de espermatozoides, de forma artificial, en el aparato reproductor femenino. Esta técnica persigue una fecundación natural en el interior de las trompas que es donde se produce en el ciclo natural. La IAC permite madurar adecuadamente los folículos, seleccionar los mejores espermatozoides, y acercar el espermatozoide al ovocito, elevando las posibilidades de fecundación.

Esta técnica estaría indicada en casos en los que el varón presente alteraciones leves del semen, como sería un número bajo de espermatozoides móviles, en parejas donde se presenten, dificultades coitales (Ej.vaginismo), alteraciones del moco cervical, endometriosis leve, o alteraciones en el ciclo ovulatorio y en pacientes con esterilidad de origen desconocido.

Inseminación con semen de donante (IAD) estaría indicada en mujeres solteras o sin pareja masculina que desean un hijo, o bien en el caso de ausencia total de espermatozoides en el eyaculado.

fecundación in vitro Alicante

Fiv (Fecundación In Vitro)

El objetivo de la fecundación "in vitro" es reproducir el proceso de fecundación en nuestro laboratorio. Para ello obtendremos los ovocitos de la paciente mediante punción vaginal y los espermatozoides del varón, y los incubaremos en el laboratorio en unas condiciones óptimas, similares a las maternas durante 18-20 horas. En ese momento se observa la fecundación y se dejan en cultivo durante 2 o 3 días más que será el momento de transferir los embriones a la futura madre.
Esta técnica estaría indicada en el caso de fallos previos en inseminaciones, factor masculino moderado, es decir con una muestra seminal con un recuento de espermatozoides suficiente, o en caso de mujeres con las trompas obstruidas.

Inyección Intracitoplasmática de Esperma Alicante

Icsi(Inyección Intracitoplasmática Esperma)

El desarrollo de esta técnica ha permitido solucionar muchos problemas de origen masculino, ya que por muy pocos espermatozoides que haya, independientemente de su origen (eyaculado, obtenidos directamente del testículo, epidídimo, etc), un sólo espermatozoide, se inyecta en el interior del ovocito, bajo visión directa con el microscopio en el laboratorio, para lograr la fecundación.
Estaría indicado en casos de factor masculino severo, es decir, muy baja calidad seminal. Fallos de fecundación previos con FIV o situaciones en las que disponemos de un número limitado de ovocitos

Aviso Legal
©Copyright 2012
Desarrollado por